Dios jugó en su cajón de arena


No sé cómo llegó, pero tu nombre estaba ahí. Entre tantos otros. Junto a una cifra anónima más, sin nada que la distinguiese del resto.

Tienes que perdonarme. Aunque no sé si alguna vez serás capaz… Sabes que no tenía opción. No es más que mi trabajo, y es un trabajo necesario. No podemos permitirnos hacer las cosas de otra manera, lo sabes muy bien. Éramos siete mil millones a principios de este siglo, y la cosa fue a peor. Supongo que recuerdas los disturbios cuando eras pequeño. La Revuelta del 3 de Mayo en Toulouse, los tumultos en Nueva Delhi… La gente estaba muriendo de hambre, agolpada en ciudades empobrecidas que no podían de ninguna manera soportar la incrementada población. Las enfermedades se extendieron. La malaria llegó a Europa. No podíamos más.

Los Estados tuvieron que adaptarse o morir. No era una cuestión de justicia, o de equidad, fue una cuestión de supervivencia. La primera legislación eugenésica no tardó mucho en promulgarse, ya lo sabes. La eutanasia fue al principio voluntaria, y luego forzada… La esterilización de todos cuantos tuvieran cualquier defecto genético vino poco después.

Cuando vi tu nombre en las listas, empecé a temblar. No me lo podía creer. Habías pasado sin problemas los tests anteriores. Hice uso de algunos contactos personales y conseguí echar un vistazo a los resultados. Las técnicas de análisis han mejorado con los años. Enfermedades que antes no podían detectarse se ven ahora claramente con un simple test rutinario como el que te hiciste hace un par de semanas…

Te detectaron el Síndrome de Hender-Kurrtowsky. Es una enfermedad rara. Autosómica recesiva. No se manifiesta en todos los casos, pero si lo hace, es bastante grave. Tienes que entenderlo. La humanidad no puede permitirse bombas de relojería como esas. Las únicas opciones que te permitirán serán la esterilización voluntaria… o la eugenesia forzada…

Espero que puedas llegar a perdonarme algún día… Te quiero. Te amo. Pero… no puedo seguir contigo. Ojalá las cosas fuesen de otra manera.

Un texto para el Cuentacuentos
  1. #1 by Croc - May 11th, 2009 at 18:14

    Está entretenido 🙂 Me ha recordado mucho a la gran película de culto Gattaca (que recomiendo ver).

    Muchas veces dan ganas de que aplicasen la eugenesia cuando ves a un cani en el metro con el reguetón a toda pastila en el móvil… pero los nazis le dieron mala fama a la técnica 😛

    Un saludo!

  2. #2 by Reithor - May 12th, 2009 at 02:06

    Vaya, esperemos no llegar a estos extremos y que nos volvamos a sobreponer a la maldición de Malthus. Y si no, con recurrir a la educación que sea suficiente y no tomar este tipo de medidas.

    Estremecedor.

  3. #3 by Artico - May 12th, 2009 at 11:20

    Buf, es destaparse el bote de los virus y que cunda el pánico. No creo que estemos preparados para solucionarlo todo, pero desde luego que “Un mundo feliz” sería de lo más hipócrita.

    Un saludete!

  4. #4 by Vir - May 12th, 2009 at 14:34

    ustia, que mal rollo!!
    Para un mundo así, casi que la eutanasia voluntaria esa es la mejor solución, eh…. :S

  5. #5 by Anya - May 13th, 2009 at 11:56

    Gattaca total!
    Como futuro me puede parecer probable… aunque de esperanzador no tenga nada… ojalá reaccionemos a tiempo.
    También un poco régimen totalitario al estilo de Equilibrium o V de Vendetta xD.
    Se nota que me ha gustao? no… que va!
    PD: no sé si con lo de autosómica recesiva quieres decir que el narrador también es portador… :S
    nos vemos!

  6. #6 by Sarg - May 13th, 2009 at 12:05

    Gracias por vuestros comentarios!

    La inspiración es en parte “Stand on Zanzibar”, de John Brunner, un pedazo de libro que me estoy leyendo ahora mismo.

    Vir: La obligatoria es lo que ahora conocemos como “asesinato” 😉

    Anya: Autosómica recesiva es que no se transmite por los cromosomas sexuales y que necesita dos copias del gen defectuoso (una de la madre y otra del padre) para manifestarse. Está un poco escondido, pero lo que esto viene a significar es que ni el hombre de la historia puede llegar a desarrollarla, ni su posible descendencia con la narradora podría (sólo srían portadores porque se supone que la narradora no porta ningún gen de esa enfermedad). Pero la sociedad está tan obsesionada con la limpieza genética que es suficiente como para que le deje…

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.