El Tercer Deseo


La cama está vacía. Las sábanas desordenadas. Testigos mudos de un crimen sin más víctimas que yo mismo. Les eché a patadas, a gritos. A ella le dije que no quería volver a verla más. Nunca pensé que, después de odiarla tanto, pasarían unas horas y empezaría a echarla de menos.

¿Alguna vez habéis visto una estrella fugaz, y habéis pedido un deseo? La semana pasada estaba en la playa con unos amigos. Era de noche, y la cala era completamente nuestra. Ni un alma más a la vista. La brisa nocturna nos acariciaba mientras nos arropábamos en las toallas, disfrutando del sonido arrullador de las olas al chocar en la orilla y del reflejo danzante de la luna sobre el agua del mar.

Una noche perfecta.

Luis sacó la guitarra y tocó unos temas de su maqueta. Sandra nos contó una de sus anécdotas que siempre nos hacen tanta gracia. Roberto había traído unas birras, y brindamos con ellas. Por el futuro, por nosotros, lo típico. Fue entonces cuando vi la lluvia de estrellas fugaces. Estaban bajas en el cielo, pequeños rastros de luz que brillaban por un instante efímero y luego se apagaban.

-¡Corred! ¡Pedid un deseo! Pero no podéis decirlo, ¿eh? Que si no luego no se cumple… -nos dijo Sandra.

Y así fue. No le conté mi deseo a nadie en toda la semana. Volvimos del viaje un día antes de lo previsto. Roberto tenía problemas imprevistos en casa y era el que conducía. Ayer por la noche. Abrí la puerta de mi cuarto y les vi. Entonces lo entendí. Mi deseo se había cumplido.

“Deseo… deseo que mi relación con Ana dure todo lo que sea posible”.

Un texto para el Cuentacuentos
  1. #1 by Sechat - June 25th, 2009 at 19:11

    Tremenda situación… tremenda historia.

  2. #2 by Angelical - June 25th, 2009 at 19:57

    Tuviste suerte, míralo por ese lado, no todos tienen de su parte a esas estrellas que susurran secretos a voces.
    Besos angelicales.

  3. #3 by Vir - June 26th, 2009 at 10:48

    ups, que situación. Me encuentro eso y me muero…

    “Todo lo que sea posible”… nunca se me habría ocurrido pedir ese deseo así!! XDDD

  4. #4 by Carlos - June 30th, 2009 at 01:10

    La culpa está claro es de Roberto.
    O de quien pidiera el deseo de volver un dia antes 🙂
    La frase ha dado lugar a grandes minirrelatos y el juego que haces con las palabras, la fragilidad de que impregnas lo que sucede en el mundo con lo poco que puede alterarse, crea una una muy buena historia

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.