Victoriana


-Sólo tengo una certeza: ¡la culpa la ha tenido ese libro!

Logan está acostumbrado a oír a su padre hablarle así a mamá. Está acurrucado entre el sofá de la sala de estar y una recargada mesita de noche de estilo isabelino, escuchando la pelea de sus padres en el comedor.

-¡El libro! -mamá tira el libro con furia sobre la lujosa mesa del comedor, dispersando varios cubiertos de plata que el mayordomo había dispuesto ya para la hora de la comida-. ¿Qué mal puede hacer un simple libro? ¡Logan apenas sabe leer aún!

-¿Lo has leído siquiera? Es… ¡es inmoral! ¡Lujurioso, pecaminoso! Jamás debí haberlo comprado. ¡Un chelín desperdiciado!

Logan tiene ganas de llorar. Odia que sus padres discutan. Y mucho más cuando discuten por culpa suya. No entiende por qué montan tanto alboroto. Él sólo vio el libro sobre una mesita y leyó algunas páginas…

-¡Por supuesto que lo he leído! No es para tanto. Y, además, el Times lo ponía por las nubes.

-¿Qué sabrán esos del Times? Es una basura. ¡Un panfleto libidinoso escrito para las clases bajas! ¡Y está claro que el patán de tu hijo ha sacado de él esas estúpidas ideas!

Mamá nunca soporta que papá insulte a su hijo. La pelea se intensifica. Logan no sabe si llegarán a las manos, como ha ocurrido algunas veces que papá ha bebido demasiado Scotch. No puede soportarlo más, pero sabe que tiene que ser fuerte, porque hay alguien que necesita su valentía para pasar estos malos momentos mucho más que él. Con una sonrisa que intenta ser tranquilizadora, se tumba en el suelo boca abajo y mira debajo del sofá de la sala de estar.

-Shhh, ¡tranquilo Mr. Hyde! ¡Aquí estás bien escondido y no pueden hacerte daño! Yo te protejo.

Un texto para el Cuentacuentos
  1. #1 by Emma - July 14th, 2009 at 10:50

    Me ha encantado! La verdad es que una situación así en casa tiene que ser un infierno… Mucha gente juzga a otra por los libros que leen. Mira en el metro, la mayoría los llevan empapelados!
    Brillante relato. Yo, como siempre, voy tarde… 🙁

  2. #2 by Sechat - July 14th, 2009 at 15:31

    Una situación incómoda y por desgracia más común de lo que creemos. Recreación fantástica. Ese final promete una continuación… ¡Enhorabuena!

  3. #3 by Carlos - July 15th, 2009 at 19:44

    Conforme iba leyendo pensaba que la mesita victoriana iba a terminar sobre la cabeza de algun(o) personaje pero lo genial estaba aun por llegar y se hallaba bajo el sofá 🙂
    Gran relato Sarg.

    *En otro plano está la situación que tiene lugar, desgraciadamente aún presente tras muchas paredes. En esos momentos si que lanzaría a Mr Hyde a la yugular del maltratador

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.