Congelado


Duró esa eternidad que duran los momentos fugaces.

La plaza estaba atestada de gente. Uno de esos días en los que todo el mundo decide salir de casa al mismo tiempo, llenando las aceras de historias y aventuras cotidianas. Pero sus ojos fueron indiscretos, y no tuvieron ningún reparo en encontrarse entre la multitud y cruzar el calor de sus miradas. Atravesaron la plaza como moviéndose entre arenas movedizas y, cuando estuvieron el uno frente al otro, sobraron todas las palabras.

La gente pareció ralentizarse. Los coches ya no avanzaban en las calles, e incluso el aire hizo por congelarse y dejar de soplar. Protegidos del gentío por una burbuja que sólo existía en sus mentes, hicieron lo imposible: detuvieron el tiempo con sus labios.

  1. #1 by Emma - August 12th, 2009 at 11:38

    Guaaaaaauuuuu!!!!
    Siempre genial 😛

    Besitoss!

  2. #2 by Paula - August 12th, 2009 at 14:07

    Que bonita te ha quedado. Me encanta.

    Seguiré pasándome por aqui, por lo pronto, te sigo el rastro 😉

    Saludos!

  3. #3 by Sarg - August 13th, 2009 at 17:47

    Emma: Siempre un placer verte por aquí ^^

    Paula: Serás muy bienvenida 😀

    Gracias a las dos

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.