Frío


-A veces es difícil ser yo.
-Normal. Siempre es difícil ser uno mismo. Lo fácil es ser otra personas, es lo cómodo.
-No seas ingenuo.
Andan sin prisa por la calle. No van abrazados porque no les hace falta abrazarse. Sobre sus cabezas, la campana de una iglesia replica las dos de la mañana.
-No, hay gente para la que no es difícil ser ellos mismos, está claro.
-Lo dices por alguien en particular o…
-No, no lo decía por nadie. En general. Ya sabes, hay gente que no piensa, les da igual. Son lo que son. Oye… tengo frío.
Él se quita su abrigo y la cubre. La abraza por los hombros para no quedarse él mismo frío y siguen caminando.

-¿Alguna vez has querido ser otra persona?
Se lo piensa antes de responder. -Creo que no. No. Es difícil pero, es lo que hay.
Él besa su mejilla, pero ella se aparta, incómoda por alguna razón. No es momento para besos.

-¿Y tú?
-Sí. Muchas veces. Cuando me siento incomprendido, cuando no encajo. A veces es como que… es como si he llevado tantas máscaras, y he querido ser tanta gente distinta, que he descubierto que no hay un “yo” de verdad. ¿Sabes? Que lo que soy, de verdad, es el cambio. No soy el que lleva la máscara, soy el… acto de llevarla.
-Ahm.

Le mira, en esa noche helada, y sonríe de lado.

-Veo que también es difícil ser tú.

  1. #1 by Rhiannon - December 15th, 2009 at 11:47

    Es un gusto leerte de vuelta ^^

  2. #2 by Marta - January 26th, 2010 at 18:34

    Cuanta razón tiene este relato Juan

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.