¿Qué es nadar?


¿Qué es nadar?

Para algunos nadar es una competición. El más listo de la clase, el mejor de la promoción. Llegar el primero, tener más éxito que los demás, vencer el juego de todas las maneras posibles, sin importar ni el camino ni los que lo recorren a su lado. Nadan como un tiburón.

Para otros, nadar es algo aleatorio. La corriente les mueve hacia un lado, luego hacia otro, sin tener claro un objetivo, una razón, simplemente dejando que los factores externos les mantengan en una duda constante. Nadan como una medusa.

Para muchos, nadar no es algo consciente. Se dejan llevar por las corrientes, flotando y arrastrándose sin preocuparse por el destino. No reconocen siquiera que están en el agua, ya que no son conscientes de ella. Nadan porque no pueden hacer otra cosa, arrastrados por su bandada. Nadan como una sardina.

Para unos pocos, nadar es una lucha constante. Una pelea contra la supervivencia, ahogándose en cada brazada, buscando aire en cada respiración. Cada avance es un tormento, y cada instante una eternidad. Nadan como un hipopótamo.

Pero nosotros no tenemos interés en llegar a la meta antes que los demás. Nos nos importa ser los primeros o los últimos. Queremos disfrutar de nadar, pero no dejamos que los factores externos tomen el control de nuestra vida y nos dirijan a su antojo. Jamás haremos caso de la bandada, ni iremos a ningún sitio sólo porque otros nos guíen en masa. Y rehusamos ver la vida como una batalla constante en la cual el único destino es ahogarnos.

Nadamos como salmones. Contra corriente. Siguiendo el mismo camino que el resto, pero a nuestra manera. La carrera es para todos igual, lo que cambia es la forma en la que recorremos el camino. Y eso es lo que nos hace únicos.

Comments are closed.