No pudo despertarla


No pudo despertarla.

Lo intentó de todas las maneras que se le ocurrieron. Empezó llamándola suavemente por su nombre, susurrándole con delicadeza al oído. Cuando vio que no funcionaba, la sacudió ligeramente por los hombros, pero esto tampoco dio ningún resultado. Fue entonces cuando empezó a preocuparse.

No respondía a los cachetes que le dio en la mejilla, y su piel estaba casi congelada. Abrió de par en par los enormes ventanales que daban al balcón, y la luz entró como la gente al abrir una tienda en primer día de rebajas, pero ella no se inmutó, siguió impasible, con los ojos cerrados.

No sabía que hacer, y podía empezar a notar los efectos de su sueño profundo. La desesperación, la tristeza y la melancolía comenzaban ya a apropiarse de su mente, tomando un terreno que no era suyo. Notó que ella ni siquiera respiraba, pero no se atrevió a hacerle una reanimación cardiovascular, nunca se la habían enseñado, y era consciente de que si intentaba hacerlo como en las películas, lo único que haría sería empeorar la situación. Estaba desesperado. Fue a la cocina, tirando en sus nervios un par de tarros de cristal llenos de especias, que cayeron al suelo y estallaron en mil pedazos que jamás podrían volver a estar juntos.

Volvió a la habitación con un vaso lleno de agua fría, y se lo lanzó a ella a la cara.

Nada, ni una sola reacción. Era tarde, muy tarde ya. No había nada que hacer.

Se sentó en el borde de la cama, con ella a sus espaldas, y enterró su cara en sus manos. No podía llorar. Había llorado ya tanto que las lágrimas se habían secado y habían dejado de correr, como los ríos en verano. Tenía que hacerse a la idea de que no iba a despertar, enfrentarse a la realidad. Estaba muerta.

No pudo despertarla. La Felicidad había muerto hacía varias horas. Ya sólo podía enterrarla… e intentar olvidarla.

Un texto para el Cuentacuentos
  1. #1 by Abel - December 16th, 2009 at 19:48

    Un relato triste, pero precioso.

    Eres grande, en serio…

  2. #2 by Dra Jomeini - December 17th, 2009 at 21:35

    Muy bonito.

  3. #3 by Sechat - December 20th, 2009 at 15:00

    Me ha gustado. Muy emotivo. No esperaba esa frase final y he de decir que me ha cautivado.

  4. #4 by Carlos - December 22nd, 2009 at 00:34

    Hola quillo!
    Si llega a olvidarla es cuando muere de veras. Muy buen relato, el valor de una sonrisa se aprecia mas.
    Un abrazo y Felices Fiestas!

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.