Planta 14


Cuando ella entra en la habitación, él está sentado en la cama. Sus afilados tacones repiquetean sobre el suelo de mármol. Cuelga su caro abrigo sobre una percha detrás de la puerta y se acerca sin mediar palabra a la ventana, corriendo la cortina y observando con pesadumbre las luces nocturnas y el ajetreo insomne de la ciudad, catorce pisos más abajo. Sus labios de rojo carmesí se reflejan en el cristal de la ventana. Él observa en silencio.

Ella se tumba en la cama, y suspira largamente.

– ¿Cómo lo aguantas? -dice ella mirando al techo.
– No es para tanto, amor. -le responde con ternura- Las decisiones no las tomo yo. Yo sólo marco las reglas, ellos las siguen.

Ella se gira en la cama, apoyando su cabeza sobre su mano derecha.

– ¿Nunca te planteas el porqué?
– ¿Es que tiene que haber un porqué? Las cosas son como son…
– No sé… a veces me pregunto eso también…
– Mira, querida, sé que tu trabajo a veces es cansado. Más que el mío…
– ¡No es sólo eso! -le interrumpe ella- Sí, es cansado, pero…
– Son tus emociones. Dejas que te influyan demasiado.
– Es posible, es posible… Es que a veces… Es complicado, ¿sabes? Estás allí, y sabes que tienes que llevar a cabo tu función… Pero tu víctima te mira, y sabes que no quiere morir… y no puedes hacer nada…

Él la rodea con sus brazos e intenta consolarla.

– A veces pienso que soy superior a tí. Yo no dejo que estas cosas me afecten. No podemos cambiar lo que somos.

A pesar de que él no sonríe -nunca lo hace-, ella sabe que está bromeando, intentando quitarle leña al asunto. Se aparta sonriendo y fingiendo un enfado que no es real.

– ¿Superior? ¿Superior tú? ¿En qué, listillo?
– Bueno, para empezar, me sienta mejor la gabardina que a tí el traje de noche -otra broma privada entre los dos.
– Uhmm, obviaré tu insulto… Además, se me ocurre al menos una cosa en la que jamás podrías compararte conmigo.
– ¿Sí? ¿En qué?

Ella sonríe con una dentadura perfecta. La sonrisa de marfil que ha sido la última visión de incontables mortales.

– Nunca podrás ganarme una partida de ajedrez.

  1. #1 by Valle - February 24th, 2009 at 15:24

    Impresionante!!!. Uno de los que mas me ha gustado. Quizas porque sea una mini historia y no un cumulo de sensaciones negativas.
    No te critico, sabes que me encanta todo lo que escribes, pero aun espero el dia en que escribas algo cargado de buen rollito, jajaja.

    No dejes de escribir nunca por favor!!!

  1. No trackbacks yet.

Comments are closed.